¿Qué es el dolor de garganta?

Un síntoma que se manifiesta en determinadas patologías cuyas causas pueden ser infecciosas, mecánicas (golpes) o alérgicas, entre otras.

Se suele asociar a procesos inflamatorios como faringitis, laringitis, amigdalitis… (1).

En la mayoría de los casos cursa con síntomas leves y remite espontáneamente a los pocos días, ya que suele ser de origen viral.

(1) Lozano JA. El dolor de garganta y el uso de los bucofaríngeos. OFFARM VOL 22 NÚM 1 ENERO 2003. Documento descargado de http://www.doymafarma.com el 13/06/2013.

Los principales desencadenantes del dolor de garganta son los virus, sobre todo los que causan el resfriado y la gripe. La zona se inflama y las sustancias liberadas durante el proceso de recuperación del organismo son las que ocasionan el dolor de garganta.

Las bacterias son responsables también, pero como infección secundaria después de una infección viral previa. La bacteria más común del dolor de garganta es el estreptococo, siendo la amigdalitis o la faringitis las patologías más frecuentes producidas por esta bacteria.

Existen otros motivos que originan este síntoma como alergias al polen o al pelo de los animales, el humo del tabaco, la mala climatización, la polución, los alimentos picantes o ciertos golpes, entre otros.

El dolor de garganta suele presentar una serie de síntomas asociados como la hinchazón y el enrojecimiento de la zona, sequedad, dificultad para tragar e, incluso, la inflamación de las cuerdas vocales que se manifiesta a través de trastornos de la voz (afonía o ronquera).

Ahora que sabes por qué se origina el dolor de garganta, puedes aprovechar esta valiosa información para aliviar este síntoma. La homeopatía es útil para aliviar el dolor de garganta en adultos y niños.

Suscríbete a nuestro boletín online gratuito para estar
siempre al día en temas de salud y homeopatía
Decálogo para cuidar la garganta

Si sigues unas recomendaciones básicas experimentarás una mejoría de este síntoma, por eso BOIRON ha desarrollado un decálogo con Consejos para cuidar la garganta. Sólo tienes que leerlos con atención.

¿Quieres saber más?